La verdadera unidad nacional

Cada vez que un candidato a la presidencia gana, una de las frases favoritas en el discurso de posesión es: “buscamos la unidad nacional”, todas las corrientes e ideologías se deben unir por el bien y progreso del país. Pero hay que reconocerlo somos un país de confrontaciones, regionalista, donde unirnos en torno en un tema es verdaderamente complicado.

El deporte es de las pocas cosas donde hay consenso nacional, el triunfo de Nairo Quintana en el Giro de Italia, nos llenó de orgullo, ahora después de 16 años volvimos a un mundial de fútbol, Brasil es el escenario donde el nacionalismo se ha vuelto una marca en torno a la selección Colombia.

El primer partido contra Grecia, fue emocionante ver como miles de colombianos en Belo Horizonte entonaban el himno a capela.

 

http://youtu.be/FeeeftDAGfc

Desde tempranas horas del día cuando la selección Colombia de fútbol juega se ven carros y casas adornadas con banderas, la gente camina con camisetas o prendas alusivas al país, se siente felicidad en el ambiente; a pesar de ser días laborales parecen festivos, cuando se canta un gol o se celebra un triunfo no importa si se es costeño, pastuso, rolo, paisa o valluno; queda atrás si defiende las ideas de Santos, Uribe, Petro o de cualquier tendencia política.

La alegría es tal, que la euforia se desborda, las celebraciones son exageradas y ocurren sucesos como los del 14 de junio después del triunfo 3-0 ante Grecia, que dejó solo en la capital del país 9 muertos.

Estos hechos hicieron que en varias ciudades se tomarán medidas restrictivas como implantar la ley seca o el pico y placa en días de partido, para evitar desmanes y violencia.

Para el país la selección es el verdadero signo de patriotismo, ese día no se habla de los problemas y dificultades en las que vivimos, se habla de donde ver el partido, como va formar el equipo y quien es el rival.

Se debe aprovechar esa felicidad para unirnos en otros temas que son necesarios para el futuro del país. En Costa de Marfil lo hicieron, su máxima estrella Didier Drogba logró unir un país que se encontraba en medio de una guerra civil.

Por estas razones debemos utilizar lo que los 23 jugadores generan en los colombianos con su participación en Brasil, para construir e intentar dejar atrás odios y rencores, con el fin de lograr una mejor sociedad. Un esfuerzo que vale la pena hacerlo, sin importar, si nos devolvemos rápido del mundial o nos quedamos hasta el 13 de julio.

Foto tomada de http://es.fifa.com/worldcup/teams/team=43926/photos/index.html#2377444

Comparte esta entrada en

1.529 Comentarios