¿Censura o alineamiento editorial?

La salida de varios periodistas del programa el Primer Café de Canal Capital en las últimas semanas, ha prendido las alarmas sobre el manejo que se le está dando al ente distrital. El primero en prender la mecha fue el director de El Primer Café Mauricio Arroyave, quien termino su vínculo laboral con el canal el pasado 15 de julio, afirma que la gota que rebosó el vaso fue invitar al concejal Carlos Vicente de Roux al programa, lo que molestó al actual gerente Hollman Morris.

Arroyave, periodista que ha pasado por medios como CM& y RCN Radio, argumenta su disgusto, en que Hollman le exigía la lista de los personajes a entrevistar, quitándole la autonomía como director, la salida de Arroyave generó que el periodista Manuel Salazar tomará la decisión de abandonar el canal

Salazar periodista de larga trayectoria en los temas de Bogotá, también acuso a Hollman Morris de interferir en los invitados, o dar la orden de cortar la intervención cuando entrevistaba al Alcalde Mayor. Ante las acusaciones, Canal Capital emitió un comunicado donde aclara los puntos porque Arroyave salió de la empresa. 

Hollman Morris es reconocido por luchar por la libertad de expresión, y a lo largo de su vida ha tenido varios episodios donde ha denunciado censura en su labor periodística, es muy paradójico que un abanderado de los derechos de los periodistas, cuando está en un cargo gerencial, se ha acusado de censura ante sus colegas.

Canal Capital en el mandato de Gustavo Petro, ha generado diferentes polémicas, al ser acusado como un instrumento para hacerle propaganda al Alcalde Mayor y sesgar la información en beneficio del mismo, sobre todo en el momento en que Petro era acusado y sancionado por la Procuraduría. También es claro que bajo la gerencia de Morris el canal bogotano ha tenido un resurgir, y ha transmitido eventos importantes como el concierto de Paul McCartney en el estadio el Campin, ha alcanzado índices de sintonía que nunca había logrado desde su creación.

Hollman en su defensa aduce que los programas y sus contenidos deben ir bajo la línea editorial y la misión del canal, y él vela por estos derechos, sin embargo la misión del canal va orientada a “La promoción de los derechos humanos y de una cultura de paz”

Cabe preguntarse si invitar a un concejal, a un ministro o una candidata presidencial va en contra de promover los derechos humanos y la cultura de la paz, Hollman como gerente debe ocuparse de la promoción del canal, de su fortalecimiento tanto en audiencia como en su uso para informar y entretener a los ciudadanos en general y no a los seguidores de Petro.

Se puede argumentar una linea editorial en un canal público, que debe estar para el servicio de los ciudadanos sin importar su filiación política, y debería velar por la pluralidad en sus contenidos e invitados, no se puede escudar en que el gerente debe estar informado de los contenidos del canal, cuando para eso se nombra un director, que entre sus funciones está manejar autónomamente su espacio televisivo.

Cada decisión que se toma dentro del canal genera polémica, al parecer este año no transmitirá la rendición de cuentas del concejo de la ciudad, otra decisión polémica si se tiene en cuenta que en varios sitios y medios se ha rumorado que Hollman Morris, sería la carta fuerte de los progresistas para la campaña electoral a la alcaldía de Bogotá periodo 2016-2020.

 

Imagen tomada de: www.eluniversal.com

Autor: Observador Universal

Comparte esta entrada en

2.589 Comentarios

  1. Y este Hollman, director del Canal Capital, será el candidato de Petro a la próxima alcaldía de Bogotá?

    Post a Reply
  2. Esa es la conducta de todos esos personajillos. Dicen defender la libertad de expresión pero de ellos. Miren a los comunistas. O miren a venezuela. O a ecuador. Lo grave es que nosotros no hagamos nada para evitarlo

    Post a Reply