DESDE QUE SE INVENTARON LAS EXCUSAS

POR GERMÁN ARCHILA

Hace unos días en el aeropuerto El Dorado fue capturado un taxista al ser denunciado por una pareja de turistas canadienses, el conductor les cobró $360.000 por una carrera desde el norte de la ciudad que no valía más de $40.000, la policía actuó e hizo que se le devolviera a los extranjeros el dinero que habían pagado de más, al ser interrogado Ricardo Ortiz adujo que fue un malentendido y que él pensó que se trataba de una propina de los pasajeros, una propina de $320.000.

Como las declaraciones del señor Ortiz muchos colombianos cuando infringen una norma o una ley, deciden excusarse por motivos que a veces resultan inverosímiles, el problema parece cultural sin importar el nivel educativo o socioeconómico que se tenga, la excusa es el camino más fácil para justificar los actos que se cometen.

Desde todos los estamentos las excusas parecen una política de estado y de gobierno, en días pasados July Paola Salas de 22 años fue requerida por la policía al encontrarse en las vías del transmilenio y acceder a la estación, en esta situación la joven que pertenece al programa distrital jóvenes en paz, decidió enfrentarse a la autoridad y mostrar un carné indicando que ella era superior al auxiliar de policía por ganar más dinero que él, en el programa de la alcaldía.

Una actitud de irrespeto ante la policía, que fue excusada por el Alcalde Mayor Gustavo Petro, al decir que se trataba de una persecución por tener un carné de un programa de la Bogotá Humana.

Petro

Claro lo mismo no ocurrió con Camila Cortés una joven que fue fotografiada cuando detenía que se cerrará la puerta de una estación con su pie, en ese caso el Alcalde decidió a través de sus redes sociales exponerla y reprocharle por su acción que claramente también era un contravención a la ley, y que como las excusas se hicieron Camila adujo que la mantenía abierta la puerta para ver que el articulado viniera hacía la estación.

Lo que parece ilógico es que el rasero de conceptos por parte de la Alcaldía sea tan diferente, para defender y avalar las excusas de July Paola por ser integrante de la Bogotá Humana, que ensañarse contra Camila por qué no lo es, cuando si comparamos las dos situaciones irrespetar a la policía es mucho más grave que no dejar cerrar una puerta de una estación de Transmilenio.

Esto no es sello de la Alcaldía de Petro, varios personajes sacan excusas para intentar justificar una falta, cuando a Miguel Nule le preguntaron por el carrusel de la contratación que desfalco a la ciudad su excusa fue: “la corrupción en Colombia, como en cualquier país del mundo, es inherente a la naturaleza humana”

Siendo Presidente de la Cámara Simón Gaviria cuando se estaba votando la reforma a la justicia donde se encontraron diferentes micos en la reforma, y su voto fue positivo, la excusa fue que leyó por encima el texto la conciliación y que creyó en el gobierno, y que por afán no revisaron los artículos antes de votar.

Casos como estos suceden muy a menudo en todos los aspectos de la vida cuando se cometen errores lo más fácil es justificar, mirando hacía el pasado, frases como en el gobierno anterior también ocurrían los hechos, son pan de cada día.

Si no dejamos las excusas a un lado cuando nos equivocamos y aceptamos las consecuencias de nuestros actos, va ser muy difícil que se viva en armonía y crezcamos como sociedad, porque desde que se inventaron las excusas, nadie queda mal.

Autor: Observador Universal

Comparte esta entrada en
Ir a la barra de herramientas