PAZ PERSONAL

POR IGNACIO ORREGO ROJO

MOTIVACIÓN PARA TODOS LOS DIAS

Convenzámonos, nuestra paz interior  y nuestra alegría de vivir dependen, no de dónde estemos, qué tenemos o qué somos, sino únicamente de nuestra actitud mental positiva. Pongamos en nuestra cara una sonrisa amplia y honrada; saquemos pecho, respiremos profundamente y cantemos o silbemos. Es físicamente imposible estar tristes mientras se manifiestan los síntomas de una felicidad radiante.

-La verdadera paz sólo la encontramos cuando sabemos de dónde venimos, para dónde vamos y por qué estamos aquí. La seguridad de conocer nuestro propio destino nos quita aun el miedo a la muerte porque sabemos que vamos a algo mejor. Esta paz nos la da el conocimiento del plan de salvación que Dios ha preparado para nosotros sus amados hijos.

-Trate de llevar en sí una serenidad interior grande para que no pierda el control aun dentro de un remolino de actividad. Aprenda a cooperar con lo inevitable y acepte la vida con fé en el triunfo final de lo bueno y lo recto.

Recuerde que el mundo fue hecho por Dios que todo lo hace bien y que Él es un padre que nos ama y desea siempre lo mejor para sus hijos.

-La paz y la felicidad son hermanas, nadie puede ser feliz si no tiene paz; así mismo la paz es el fundamento de la felicidad. La paz se encuentra en la verdad y esta está en su corazón, tómela; abriéndole su corazón a Dios la hallará.

-CONSIDERACIONES SOBRE LA PAZ, DE GRANDES PENSADORES:

La paz es un bien tal que no se puede desear otro mejor, ni poseer otro más útil.

San Agustín

Cuando el hombre ha alcanzado la libertad sus palabras son paz y su acción es paz.

Buda

La paz se conquista una y otra vez con luchas incesantes, y hay que reconquistarla día a día

Herman Hesse.

Autor: Observador Universal

Comparte esta entrada en

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas