IDEOLOGÍAS OCULTAS DE LA DICTADURA ¡ALERTA!

A raíz del golpe de Estado efectuado en la República Bolivariana de Venezuela, en donde el Tribunal Supremo disolvió y asumió las funciones de la Asamblea Nacional elegida popularmente, afortunadamente reversado, resulta aconsejable extraer como enseñanza la necesidad de que la opinión aprenda a descubrir las dictaduras contemporáneas en cualquier ideología política.

Porque, a diferencia de las dictaduras romanas adoptadas para  situaciones excepcionales de riesgos, y de las dictaduras militares  latinoamericanas sobrevenidas por debilidades políticas y oposiciones ideológicas;  las dictaduras que ahora emergen, ya no se caracterizan por el rompimiento abrupto del orden político o constitucional; sino que, por el contrario, obedecen a una doctrina. En unos casos, a una doctrina abierta; como ocurría con la doctrina marxista de la  “dictadura  del proletariado”, y, como suele ocurrir hoy día con ciertas ideologías,  como  las fascistas, nazistas, etc.; y, en otros, a doctrinas ocultas de determinados movimientos que  son planificadas y desarrolladas dentro  de un proceso democrático.

En efecto, existen ideologías políticas, que, en primera instancia, no solo aprovechan las facilidades y posibilidades que otorgan las democracias, especialmente las electorales para acceder a determinados gobiernos, pero que, una vez conseguidos ponen en práctica la ideología dictatorial sobre el ejercicio gubernamental, que ocultaron durante su actividad fuera del gobierno.

Es así como, en segunda etapa, convierten  la democracia que encuentran, una “mera democracia” o “democracia aparente”, caracterizada: Por una elección aparentemente libres y renovables, que no solo manipulan, sino que, con apariencia de la reelección, mantienen a toda costa un gobierno. Por unas separaciones de poderes formales, donde por el contrario,  el ejecutivo los controla. Por lo  el otorgamiento formal de unas libertades públicas e individuales, que  se desconocen con las persecuciones políticas y el acoso a la vida individual. Por el reconocimiento aparente de unos controles sociales y de medios de comunicación, que, por el contrario, son c

optados por los gobierno. Y, más que todo eso, son ideologías que con la apariencia de servicio y benéfico social, esclavizan  o someten a la sociedad y condicionan su libertad y acción, a la asistencia alimentaria y a la dependencia del servicio.

De allí que en esta fase, suele pasarse fácilmente de la aparente democracia a la ideología de la dictadura que ocultamente han venido construyendo, hasta su desenmascaramiento. Y así continúan hasta cuando el respaldo que la sostiene se debilite o desaparezca. Por eso se hace necesario, estar alertas a las ideolologías ocultas de la dictadura.

Autor: Observador Universal

Comparte esta entrada en
Ir a la barra de herramientas