El Coronavirus y la Economía Mundial

Por: Omar Camargo

El coronavirus o COVID-19, es ahora la noticia que ocupa los titulares en todo el mundo. El reporte del primer caso se dio en la ciudad de Wuhan en China finalizando diciembre del 2019.

Wuhan, China. Fuente: Google Maps

Según la Organización Mundial de la Salud – OMS, en su reporte del 10 de marzo 2020 hay confirmados 113.702 casos en todo el mundo y 4.012 muertes (un 3,53%). China, el epicentro, reportó 20 nuevos casos siguiendo una tendencia a la baja desde finales de enero, lo que da a pensar que están funcionando los controles. Caso contrario con el resto del mundo; 109 países reportan infectados, comparando con los 48 de la semana pasada.

Esto ha causado pánico en la población global. Algunas voces critican el vasto cubrimiento de la prensa en general y el miedo que infunden en la población, resaltando que es tan solo un virus con una tasa de mortalidad menor al 4%. Otros nos recuerdan que hay virus y enfermedades más mortales y diseminadas en todo el mundo. No obstante, uno de los problemas es el nefasto antecedente en China con el SARS y la poca información confiable que se pueda tener de las autoridades de este país en situaciones como estas.

Poco se sabe del virus ya que sus características son únicas. Tampoco está muy claro el tiempo de incubación, algunos hablan de un par de días y otros incluso de 3 semanas. Bien lo dice la OMS que el COVID-19 no es lo mismo que una gripa común, el cual tiene una tasa de mortalidad de menos del 1%. El pasado 9 de marzo el Director General de la OMS señaló que la amenaza de una pandemia se ha vuelto muy real. Todo esto hace que la población global, con razón o no, tenga pánico generalizado e inevitablemente ya se ve reflejado en la economía global.

Casos de Coronavirus fuera de China al 10 de marzo 2020. Fuente BBC. https://www.bbc.com/news/world-51235105

Elementos médicos como máscaras quirúrgicas y gel antibacterial ya están agotados en muchos países. También, se empiezan a ver grandes las filas de personas en busca de medicamentos e incluso abasteciéndose de mercado.

China aún no recupera la producción en sus fábricas, a pesar de los fuertes intentos de las autoridades por tratar de volver a la normalidad. No hubo celebraciones por el año nuevo, a muchos trabajadores se enviaron a las casas, varias plantas fueron cerradas y los que pueden trabajan desde la casa. Varios gigantes tecnológicos ya avisan que pueden tener problemas de abastecimiento en sus productos.

El comercio internacional es tal vez uno de los más afectados. Las navieras anuncian la cancelación de salidas desde puertos chinos hacia el resto del mundo. El puerto de Rotterdam reporta una caída del 20% en los zarpes desde China y pronostica que llegará hasta un 30% en los próximos 2 meses. El transporte aéreo también ha anunciado la cancelación en muchos vuelos desde y hacia los países más afectados. Al final el transporte influye directamente en el precio del petróleo; con el gigante asiático en problemas, el precio tuvo una caída del 34% llegando hasta los USD 27,65 por Barril. El pasado lunes 9 marzo, será conocido como el “Lunes Negro”. Ya para el martes se ve un efecto rebote, pero varios analistas no son tan positivos y señalan que lo peor está por venir.

Precio del petróleo WTI en el último mes. Fuente: https://www.businessinsider.com/oil-price-crash-market-drop-global-price-war-futures-coronavirus-2020-3

Un factor importante en el comercio con Asia son los tiempos de tránsito; un embarque marítimo toma unos 30 días en llegar a Europa o Sur América, lo que significa que, si en China se cerró temporalmente una planta a mitad de febrero, el último embarque estaría arribando a mitad de marzo. Así mismo, una vez se recupere la producción, será un mes más para esperar a que lleguen los nuevos insumos y se reactiven las industrias. Si bien China, en reportes, muestra control de la situación, caso contrario se ve el resto del mundo.

Por lo pronto, las empresas piden a sus empleados abstenerse de viajar incluso en vuelos nacionales. Congresos, simposios y eventos de todo tipo están siendo pospuestos o cancelados definitivamente. Esto nos lleva a pensar en los próximos juegos olímpicos de verano de Tokio. Japón ya supera los 1.000 casos, incluyendo el célebre crucero Diamond Princess atracado en Yokohama. Días atrás, el presidente del comité olímpico salió a respaldar el evento en Japón. Estamos a 135 días de la inauguración y el panorama no se ve muy favorable. Si bien los mensajes de las autoridades globales resaltan los grandes esfuerzos de la mayoría de los países por controlar la crisis, lo cierto es que cada día se ven nuevos casos. No es fácil señalar si es exagerada o no la reacción de todo el mundo. Pero lo que si es cierto es que estamos ad-portas de una nueva crisis económica. La pregunta es cuánto tiempo durará y qué tan rápida vendrá la recuperación.

Autor: Observador Universal

Comparte esta entrada en

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas